El Seguro de Flota es un ejemplo estratégico de crecimiento rentable

El Seguro de Flota es un ejemplo estratégico de crecimiento rentable

JULIÁN LÓPEZ ZABALLOS | PRESIDENTE DEL CONSEJO DE ADMIRAL EUROPE


No, cuando en 1978, recién terminada la mili, un amigo de mi padre me llamó para decirme que había un puesto en la dirección de inversiones de una compañía de seguros, no tenía ni la menor idea que era eso de los “seguros”. Todos mis amigos me miraban raro, ellos pensaban o en banca o en consultoría. Pero mira tú por dónde, 46 años después, nunca le estaré suficientemente agradecido por haberme facilitado la entrada en este fantástico sector.

Hay profesiones, hay oficios, hay trabajos muy respetables, pero ser asegurador es algo más. Es ser un Artista, el seguro es Arte; te vendo la promesa de que estaré allí cuándo y dónde me necesites. Primero te tengo que convencer y luego tengo que demostrarlo. Es puro Arte.

El seguro es una actividad que motiva. Su función es proteger a las personas, y eso estimula al que lo prueba.

Es muy bonito profesionalmente ayudar a desarrollar una compañía como Admiral Europe desde su inicio.
Como consecuencia del Brexit y para no perder la licencia para trabajar en Europa, el grupo británico Admiral decidió crear una compañía en España, propiedad 100%, regulada por la Dirección General de Fondos y Pensiones, para poder seguir haciendo negocio asegurador en los tres países donde ya operaba antes del Brexit: España, Italia y Francia.

Han sido cinco años de mucho trabajo, muchas alegrías y alguna que otra dificultad; tres de ellos como consejero independiente y los dos últimos como presidente no ejecutivo del consejo, de lo que me siento muy honrado y orgulloso. Mi valoración general es muy positiva. Con una CEO muy válida durante este periodo, se ha dotado a la compañía de un sistema de control muy potente, no solo en materia financiera sino también en control de riesgos y actuarial, cumplimiento, auditoría, reporting, etc. Pero si tengo que quedarme con algo, es con el magnífico equipo humano que se ha ido formando y consolidando en estos pocos años.

En relación con los retos que progresan adecuadamente mencionaría fundamentalmente la excelente evolución de la diversificación en productos y distribución que se ha vivido en estos años.

No hay que olvidar que en Europa éramos un grupo asegurador muy experto, pero en automóviles y en distribución directa y comparadores. En estos cinco años se ha diversificado en productos (como Hogar) y en distribución con acuerdos de banca/seguros y desarrollo del canal brokers en dos de los tres países, y además, en todos ellos estamos en los primeros puestos de las listas de las mejores empresas para trabajar, lo que da una clara idea de la importancia que tienen las personas y el desarrollo del talento en este grupo.

Déjeme que mencione algunos factores que, en mi opinión, están influyendo decisivamente en el aseguramiento de la movilidad:

  • Mayor conciencia generalizada de la sostenibilidad
  • Fabricantes focalizados en automóviles no contaminantes (eléctricos…)
  • Multitud de modalidades de vehículos individuales (patinetes, bicicletas y motos eléctricas…)
  • Propiedad del vehiculo.
  • Incremento renting y alquiler.
  • Pago por uso.
  • Nuevas generaciones mucho menos proclives a comprar, incluso a usar, vehículos tradicionales no sostenibles.
  • Regulación y legislación muy por detrás de los avances tecnológicos.
  • Parque de automóviles envejecido.

Pero, además, piense que estos cambios, aunque vayan deprisa, no van a ser de un día para otro. El vehículo particular en propiedad no va a desaparecer de golpe. Los fabricantes no van solo a fabricar eléctricos. El pago solo por uso no va a ser la única forma de asegurar, etc. Y por tanto el sector asegurador va a tener que gestionar la convivencia de lo nuevo con lo tradicional.

Si la tendencia va a ser usar los distintos tipos de vehículos, seguramente tendremos que gestionar el negocio no basándonos en la información del vehículo si no en función de las características de la persona que conduce, sus hábitos de conducción, cualquiera que sea el vehículo que utilice.
Un seguro a la persona y no al vehículo que conduzca. Y si la propiedad cambia, seguramente el seguro deberá girar la mirada al fabricante.

El futuro lo veo complicado, incierto, con bastante dificultad, pero a la vez muy ilusionante porque tendremos que agudizar el ingenio para encontrar soluciones que den respuesta a los nuevos tipos de clientes y sus necesidades de movilidad.

No es la primera vez que este sector lo hace. Ya nadie se acuerda de cómo pasamos de pólizas de incendio y robo a combinados del hogar con asistencia, por poner un ejemplo muy sencillo. Así es este sector, excelente capacidad de innovación, adaptación y superación de retos.

Para mí, la capacidad de ser solventes, de haber generado y mantenido empleo estable de calidad, de haberse modernizado y adaptado a los cambios de todo tipo producidos en la sociedad desde comportamiento de clientes a productos, sistemas y procesos, alguno de ellos envidiados por nuestros colegas extranjeros. Y, si me lo permite, de no haber generado ningún problema a la Administración ni haber necesitado dinero público para nada.

Además, y por último, gracias al trabajo de nuestra patronal UNESPA, de nuestro regulador y de todo el sector, somos muy solventes y mucho mejor percibidos por la sociedad. Y aunque queda por hacer, la atracción de talento y la mejora de la imagen y percepción de calidad de servicio por parte del ciudadano, es una realidad. Hace 25 años no se nos percibía de la misma manera, y, si puedo añadir algo, el sector asegurador es posiblemente uno de los mejores en capacidad de adaptación a los cambios. No hay más que ver cómo ha afrontado siempre los cambios regulatorios. Y ahora mismo lo está haciendo con la transformación digital, los nuevos hábitos de un cliente más formado e informado, la revolución en la movilidad, la sostenibilidad y el cambio climático, la sanidad o el envejecimiento de la población, por citar solo algunos.

No le pasa nada, más allá de reconocer que hemos cometido históricamente algún error.
Durante bastante tiempo solo veíamos la facturación que generaban, pero no la rentabilidad. Hemos tarificado solo basados en el volumen y no en el resultado. Ha faltado precio/primas durante mucho tiempo. Ha faltado rigor técnico y así nos ha ido algunas veces.

Soy un convencido de que el crecimiento rentable es la única estrategia para avanzar, y el seguro de flotas es un claro ejemplo de ello.

Sí, soy miembro del consejo asesor de la red EWI y de su comité ejecutivo. Y muy orgulloso de serlo. Creo en la igualdad en todo, y teniendo dos hijas como para no hacerlo. Creo que la diversidad y no solo de género aporta un plus a la gestión empresarial y a los resultados. El sector ha avanzado bastante en materia de igualdad. Si le contara cómo estaba cuando empecé a trabajar…

También creo que las nuevas generaciones de mujeres ejecutivas están rompiendo ellas mismas muchas barreras autoimpuestas y está desapareciendo ese freno a que si no soy perfecta no me presento a ninguna promoción. Además, empieza ya a visibilizarse un número cada vez más importante de referentes femeninos en nuestro sector asegurador que influyen muy positivamente en las nuevas generaciones.

En mi opinión, la red EWI ya ha añadido mucho valor a esta transformación y a este avance. Y, por cierto, también me gustaría mencionar que cada vez más, hay ejecutivos varones empujando para conseguir la igualdad real. Es verdad que queda mucho camino por andar, es verdad. Como dicen mis hijas, hay que acelerar, pero nadie me puede negar que el avance en los últimos años está siendo importantísimo, aunque esto no signifique que no haya que seguir.

Formar parte del Advisory Board del grupo Mobius también es una de las experiencias que he tenido y tengo la suerte de vivir. Primero, porque estar junto a estos profesionales tan estupendos, que además son amigos de los de verdad, te permite seguir aprendiendo y aportando valor; y segundo, por haber visto cómo este grupo, con una capacidad de innovación envidiable, ha ido evolucionando muy deprisa hacia una empresa especializada en brindar servicios con base en tecnología punta para el mantenimiento y reparación de vehículos, garantías y gestión de flotas como demuestra su claro liderazgo en la gestión de las flotas de los líderes del renting en nuestro país.

Con la adquisición por parte del grupo Saretec se abre, en mi opinión, una estupenda oportunidad de profundizar en la expansión internacional a la par que aumentar el desarrollo tecnológico y la capacidad de innovación.



¿Cuál es tu idea de un día perfecto?
Madrugar poco o nada, pasear por el jardín, vigilar los semilleros del invernadero, aperitivo y comida con amigos donde no falten bravas y boquerones en vinagre, sobremesa larga arreglando el mundo, siestecita corta, andar un poco por el monte con mi mujer o leer una buena novela histórica dependiendo del tiempo, vigilar el huerto y recoger algo si se puede, cena frugal y, si coincide, ver un buen partido del Madrid en el que ganemos, claro.

¿Cuáles son tus aficiones cuando no trabajas?
Jardinería de precisión (de cavar nada), y más específicamente, reproducción de árboles. Historia novelada. Fútbol del bueno.

¿Cuál es la aplicación móvil sin la que no podrías vivir?
Ninguna.

¿Dónde te gustaría perderte?
En un hayedo en otoño.

¿Una comida favorita?
Siempre que lo haga mi mujer, calamares en su tinta, tortilla de patatas y almejas a la marinera con su salsa especial.

¿Y un coche favorito?
Ninguno.

¿Qué talento le hubiera gustado tener?
Saber pintar.

¿Algo que nunca le sobra?
Amigos de verdad.

Una persona que le caiga especialmente bien…
Mi mujer.

Lorena SánchezEl Seguro de Flota es un ejemplo estratégico de crecimiento rentable